Se encuentra usted aquí

La mitad de los adolescentes madrileños usa el móvil más de tres horas al día

20/07/2018

Madrid, 19 jul (EFE).- La mitad de los estudiantes de Secundaria utiliza el móvil más de tres horas al día, mientras que solo un 16 por ciento de los alumnos del último curso de Primaria admite que usa tanto tiempo el teléfono, según una encuesta realizada por la Fundación Vivo Sano.

 

La encuesta se ha realizado en el último trimestre del curso 2017-2018 entre mil alumnos de sexto de Primaria y Secundaria de la Comunidad de Madrid en el marco de la campaña 'Salud Ambiental en la Escuela' que, a través de los talleres 'Cmunikt cn kbza', busca concienciar a los niños sobre el buen uso de las nuevas tecnologías.

Esta iniciativa responde a la recomendación que hizo el Consejo Europeo en el año 2011 a los Estados miembros para desarrollar campañas de información sobre los "riesgos específicos del uso precoz, indiscriminado y prolongado de los teléfonos móviles y de otros dispositivos" especialmente entre niños y adolescentes.

El responsable del área de nuevas tecnologías de 'Salud Ambiental en la Escuela', José Manuel López-Menchero, señala que "es evidente que no podemos pretender que los adolescentes prescindan del móvil, pero es necesario que sepan utilizarlo de manera prudente no solo para prevenir adicciones, sino también por su salud".

Actualmente, explica López-Menchero, la mayoría de los adolescentes viven absolutamente pendientes del teléfono, hasta el punto de que muchos de ellos duermen con él debajo de la almohada por si a algún amigo se le ocurre mandar algún mensaje durante la noche.

El experto indica que el punto de inflexión se produce a los 13 años, cuando pasan de Primaria a Secundaria.

En sexto de Primaria, aunque el 73 por ciento de los chicos tiene móvil, más del 80 por ciento lo utiliza menos de tres horas al día -un 43 por ciento menos de una hora y un 41 por ciento entre una y tres-, precisa.

Sin embargo, en Secundaria, el número de chicos que lo utilizan más de tres horas se dispara hasta el 51 por ciento en una etapa en la que el 96 por ciento de los encuestados tiene un móvil propio.

"Esto es algo normal porque comienzan a salir y, los padres que se han conseguido resistir a la presión hasta este momento acceden a que tengan uno no solo porque los chicos lo quieran para relacionarse, sino porque el geolocalizador les permite saber dónde está el adolescente, y esto les da una enorme tranquilidad", precisa Javier Jiménez, educador de la campaña.

Desde la Fundación Vivo Sano señalan que, aunque los móviles cada vez son más sofisticados, el campo electromagnético que emiten cuando están en uso no se ha reducido, lo que hace recomendable que, apelando al principio de precaución, los chicos adopten una serie de medidas para evitar una exposición excesiva.

En los talleres 'Cmunikate cn kbza' se les aconseja llevar los dispositivos alejados del cuerpo, usar filtros para pantallas y cuando no se utiliza, ponerlo en modo avión.

Igualmente, se les recomienda hacer llamadas cortas y utilizar preferentemente whatsapp y sms para comunicarse.

En el caso de que vayan a hablar durante mucho tiempo, se les anima a utilizar cascos y otros dispositivos que permitan mantener una conversación con el móvil alejado de la cabeza.

Por la noche, la primera recomendación es no dormir con el móvil debajo de la almohada y, si se deja en la mesilla, ponerlo en modo avión.

"Aunque no estén funcionando, los móviles emiten una pulsación cada tanto buscando la antena, lo que crea una onda que interfiere en la glándula pineal y puede alterar el sueño", detalla Javier Jiménez.

 

La Fundación Vivo Sano es una organización independiente, de iniciativa privada, sin ánimo de lucro, que se dedica a promover acciones educativas y divulgativas por una salud sin tóxicos ambientales. EFE

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20180719/45969120965/la-mitad-de-los-a...